Infografía - Top 5 escapadas románticas en México

Insertar esta infografía en tu sitio

México es para los enamorados: las 5 escapadas más románticas

Ya sea si eliges por tu amor a la comida, el arte, la aventura o las compras, México tiene el destino perfecto para ti y tu pareja. Planifica tu escapada romántica para el día de San Valentín, la luna de miel o un fin de semana largo hoy mismo.

Invita a tu pareja a un paseo romántico en la Ciudad de México. Visiten sus sitios históricos, observen las pirámides y los paisajes desde un globo aerostático y, por la tarde, una recorrida por las librerías de libros antiguos. De noche, disfruten de una cena inolvidable en un restaurante de primer nivel en Colonia Condesa (¡no olviden el mezcal!).

Una romántica aventura les espera en la Riviera Maya, pueden cabalgar por los 130 kilómetros de playa que abarcan desde Cancún hasta Tulum (la única ciudad maya sobre la costa). Pueden recorrer la selva, las ruinas mayas, bucear, hacer turismo submarino, rentar botes de pesca o a vela o, incluso tablas de surf. Quienes amanezcan temprano también pueden presenciar la salida del Astro Rey desde la playa o bajo el agua. Tras tanta aventura, podrán disfrutar de la puesta del sol relajándose en la privacidad de la playa local de un resort. Investiga los resorts exclusivos para adultos y con todo incluido que se ofrecen la región.

Lejos del gentío, a solo 45 minutos de Cabo San Lucas, encontrarán el lugar perfecto para una salida romántica rodeada de arte. Renta un auto y recorran la autopista 19 a través del desierto en las afueras de la ciudad hasta Todos Santos. Aquí podrán conectarse con la naturaleza, nadar con tortugas marinas y surfear las olas. Coronen la salida con un espectáculo en el teatro antiguo. ¿Necesitas aún más inspiración? Se dice que en Todos Santos preparan el mejor margarita de Baja.

Si son una pareja que disfruta de las excursiones históricas, en Oaxaca encontrarán catedrales barrocas, ruinas precolombinas y bellos paisajes. La iglesia de Santo Domingo de Guzmán fue construida a mediados del siglo XVI por frailes dominicanos, y sus vitrales son dignos de admirar por su belleza. Al salir de allí, podrán tomar una clase de cocina y aprender secretos de la mundialmente famosa gastronomía oaxaqueña. Luego, por la tarde, exploren las pirámides del Monte Alban. Pueden dar un cierre romántico al día paseando abrazados por las adoquinadas calles, rodeados de músicos ambulantes, sin olvidar catar el mezcal local al aire libre y mimar vuestro paladar con el famoso chocolate de la calle Mina.